María Guadalupe Jones

Guadalupe Jones

Si el voto de las y los bajacalifornianos me favorece, me comprometo que este será uno de los temas a los que dedicare mi esmero y atención. Considero injustificable que no se respeten los derechos preconstituidos de los trabajadores del Estado anteponiendo una ley de nueva creación cuyo marco legal es perjudicial a su plan de vida y dignidad humana.
La Constitución Mexicana es clara al establecer que “a ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”, por lo que me comprometo a hacer respetar este principio y hacer lo posible por atender a aquellas personas que se vean afectadas por la aplicación de la Ley de ISSSTECALI del 2015.
Se reconoce que con la creación y emisión de esta ley se evidencio una gran brecha entre el personal del magisterio y de burocracia al dar un trato discriminatorio al primero de los sectores, generando una deuda del Estado con los trabajadores de la educación en reparar esta gran violación a sus derechos.
Considero un acto ilegal el que la nueva ley del 2015 se le aplique de forma diferenciada a aquellos que no se encuentran dentro del régimen de la misma, cuando se dijo desde principio que solo a aquellas personas que entraran a trabajar a partir del 1ro. de febrero del 2015 se encontrarían dentro del marco legal de esta, y no aquellos que pre constituyeron su derecho antes de la fecha citada.