NÚMERO 12

Vandalismo en Escuelas de Quintana Roo durante la pandemia del Covid-19

La pandemia Mundial del Covid-19 fue un duro golpe para todo el mundo y México no fue la excepción, paralizando diferentes sectores como el económico, turístico, industrial, burocrático y el educativo. Todo el país tuvo que adaptarse a las medidas sanitarias para realizar las actividades que se realizaban en la normalidad.

La Secretaria de Educación Pública (SEP) anuncio que por el inicio de la pandemia y para evitar contagios masivos en las escuelas; se suspendieron clases a partir del 20 de Marzo del 2020 y hasta el 20 de Abril del mismo año, pero esto no sucedió, a consecuencia de la elevada cifra de contagios y las muertes por el Covid-19, por ello las autoridades decidieron extender el aislamiento social de la población estudiantil y de todo el personal educativo (docentes, directivos y de apoyo).

Al asumir que la pandemia duraría mucho más tiempo del que se tenía pensado, las autoridades educativas del país implementaron la nueva modalidad de escuelas a distancia, conllevando a que las maestras y maestros trabajen desde casa con sus alumnas y alumnos, en conjunto con los medios electrónicos como videoconferencias, classroom, mensajes por aplicaciones, clases en canales públicos para que las y los alumnos vean en la televisión y muchas más para poder transmitir la información a los educandos y que no se tenga más rezago educativo, para ello los docentes se dieron a la tarea de actualizarse en el uso de las tecnologías e implementaron diversas estrategias de enseñanza y aplicaron sus conocimientos y habilidades para adaptar las actividades a las necesidades propias de los alumnos.

Se iniciaron todas las actividades educativas a distancia, en donde el personal docente y administrativo realizó de manera remota desde sus hogares, las actividades propias de sus puestos, dejando las escuelas vacías, ya que durante meses no hubo tránsito de personas como anteriormente se daba. Ante el confinamiento total y la falta de  recurso en las escuelas de nivel básico para contratar servicio de vigilancia, los centros educativos han sufrido los estragos de permanecer cerradas durante muchos meses no solo por el largo tiempo transcurrido, sino por los actos de vandalismo y robo que han ocurrido en varias de ellas. 

Los actos de vandalismo que se realizaron en las escuelas de nivel básico  fueron entre los más importantes: ingresar a los salones, laboratorios y oficinas administrativas forzando cerraduras, irrumpieron en diferentes áreas y saquearon el material de apoyo como computadoras, material de limpieza de áreas comunes (podadoras, desbrozadoras, machetes, etc.), ventiladores, material educativo de apoyo audiovisual, al igual que también robaron materiales para el funcionamiento básico de las escuelas como el cableado eléctrico de toda la escuela, así como tuberías de cobre,  bombas de agua,  el robo de las diversas partes de las subestaciones eléctricas de cada escuela, quitado los cables de alta tensión que alimentaban a todo el plantel, es importante mencionar que aunado a los saqueos realizados, los ladrones realizaron actos de vandalismo ya que forzaron cerraduras de puertas, ventanas y archiveros destrozando los archivos y expedientes que se encontraban en ella, destruyendo incluso material de ornato que se utilizaba en las diferentes actividades cívicas, deportivas y culturales (manteles, cortinas, material didáctico, vestuarios, etc.). 

Cabe recalcar que el personal directivo de cada centro educativo vandalizado y saqueado, procedió a realizar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía del Estado de Quintana Roo e informaron a las autoridades educativas competentes de lo sucedido. Es importante mencionar que muchos planteles fueron saqueados en más de 3 ocasiones, en donde afectaron la estructura de los edificios durante los robos y saqueos de los materiales, durante casi un año y medio que las escuelas trabajaron a distancia.

Al iniciar a programar un regreso escalonado a clases de manera hibrida (presencial y a distancia en un primer momento) y un posible retorno a futuro de manera presencial cuando las condiciones así lo permitan; las autoridades escolares del Estado de Quintana Roo iniciaron un censo de todos los planteles educativos de todos los niveles para saber las condiciones en las que se encontraban, en donde muchos de los centros educativos reportaron que  fueron vandalizados y saqueados. 


La Secretaria de Educación del Estado de Quintana Roo afirmó que hasta la fecha 500 escuelas han sido víctimas de estos delitos, en donde los municipios más afectados son Benito Juárez, Solidaridad y Othón P. Blanco; el nivel básico fue el más afectado con el registro de 206 escuelas.

Por el cambio de semáforo a color verde en diferentes Estados de la república la SEP decidió que era el momento de reincorporarse a la nueva normalidad en el ámbito educativo e iniciar con las clases de manera presencial, pero esto hasta el momento no ha sido posible en su  totalidad  ya que las condiciones en las que se encuentran las escuelas que fueron víctimas de los delitos de robo, vandalismo y saqueo; no son óptimas en todos los centros educativos, debido a que muchos no tienen ni las necesidades básicas como la electricidad y agua potable para poder reanudar las actividades de manera responsable.

Poco a poco la SEQ  ha iniciado con los trabajos de limpieza y de rehabilitación de todos los planteles del Estado, para que las escuelas que ya cuenten con las condiciones puedan iniciar un regreso a clases de manera presencial y responsable atendiendo los protocolos sanitarios ante la nueva normalidad observando cabalmente y aplicando las indicaciones y funciones con el apoyo del comité de salud escolar.

Cabe recalcar que será necesaria una inversión de miles de millones de pesos para que las escuelas de todo el Estado, puedan tener las condiciones óptimas para un regreso seguro a clases, ya que en muchas de ellas es necesario realizar la instalación del cableado eléctrico, instalación de tuberías, bombas de agua, habilitar los baños con lavabos y muebles de baño (tazas en algunos casos), así como material de limpieza, de sanitización, señalética, equipos de cómputo y audiovisual para poder trabajar dentro de las escuelas. 

Es importante mencionar que a estas escuelas ya les están asignando recursos para atender las necesidades más prioritarias y que puedan tener las condiciones mínimas para el retorno seguro a clases, pero el cual definitivamente resulta insuficiente para todas las necesidades que se presentan en ellas. Es tarea de todos los actores de aportar el granito de arena para que esto poco a poco vaya mejorando, así como hacer conciencia en toda la sociedad que la inversión que se realiza en los centros educativos son para brindar un mejor espacio de aprendizaje a los educandos, por lo que las escuelas deben de ser cuidadas y protegidas principalmente por la comunidad que las rodea siendo empáticos y colaborar en la denuncia al momento de que se percaten que en las instalaciones educativas se están cometiendo actos de  robo o vandalismo.

Licenciada en derecho especializada en materia familiar

Queda prohibida la reproducción, el almacenamiento en memoria electrónica o la transmisión por cualquier medio electrónico, de fotocopiado, grabación, etc., de la totalidad o parte de esta publicación sin autorización previa de su autor.